Ahora Vóley – Candidatura de Maribel Zamora

1-677-124-44227 contacto@ahoravoley.com
Síguenos la pista

Ahora Vóley - Candidatura

Nuevo revés para el presidente de la Federación Española de Voleibol

El presidente de la Federación Española de Voleibol, Agustín Martín Santos, ha sufrido otro duro revés por parte de la asamblea general.

 

El pasado sábado estaba convocada una asamblea general presencial en el Hotel Weare Chamartín de Madrid.

 

La reunión se presentaba muy cómoda para el actual dirigente, pero, para su sorpresa, no ocurrió así en algunas votaciones claves, en las que los miembros de la asamblea le retiraron la confianza que le han depositado en los últimos veinte años.

La temperatura de la asamblea subió varios grados cuando se abordaron cuestiones referentes al cierre de la temporada ya que sobre esta materia ya se había pronunciado la Comisión Delegada el pasado 21 de mayo.

 

Propuesta de descenso del Club Voleibol Melilla

Una de las más controvertidas votaciones fue la referente al Club Voleibol Melilla.

 

Resulta que la Comisión Delegada, desdiciéndose de su acuerdo previo, aprobó en la tarde del viernes una propuesta en sentido contrario a los acuerdos anteriores, que se entregó minutos antes a los miembros de la asamblea. Se proponía una liga con trece equipos previo descenso del Club Voleibol Melilla de la Superliga Masculina.

 

La sorpresa fue mayúscula por cuanto la Comisión Delegada había adoptado la decisión de no descender a ningún equipo de dicha competición.

 

Conviene anotar que este giro coincide en el tiempo con el alineamiento de la Federación autonómica del Club Voleibol Melilla con la candidatura a la presidencia de la Federación Española de María Isabel Zamora, actual presidenta de la Federación Catalana.

 

No deja de ser elocuente que la Superliga Masculina fue la única competición que se sometía a votación de la asamblea, dando por buenas el resto de decisiones aprobadas por la Comisión Delegada celebrada el pasado 21 de mayo.

 

También resultó sorprendente que, después de haber votado varios puntos a mano alzada con tarjeta de “SI” o “NO” y votar todos a la vez, para esta votación del Melilla en concreto se cambió la modalidad por la de voto nominal.

 

A pesar de ello, el presidente Martín Santos perdió la votación por 27 a 28 y 1 abstención. Sin embargo, a continuación obligó a repetirla alegando que no se había obtenido la mayoría absoluta.

 

Tras varios minutos de tensión y discrepancias, finalmente se repitió la votación con el resultado final de 27 votos a favor del presidente por 29 en contra. Rechazada su propuesta. 

 

[Img #121242]

 

Los títulos a los campeones

Tras el almuerzo se lleva a cabo otra de las votaciones más polémicas: el otorgamiento de los títulos de campeones a los equipos clasificados en primera posición en el momento de la suspensión de la competición, Unicaja Almería en masculino y Club Voleibol Logroño en femenino.

 

Hay que señalar que, aunque las propuestas se presentaron en tiempo y forma a la RFEVB por separado (Superliga, Superliga 2 y Primera División), el presidente decidió que se votaran de forma conjunta.

 

Según cuentan asambleístas presentes, tras una votación a viva voz, en un primer recuento, el resultado fue de 23 votos a favor y 23 en contra, empate que fue resuelto por el presidente haciendo valer el voto de calidad.

 

Ello dio pie a quejas de los presentes, quienes plantearon dudas sobre el recuento y reclamaron la repetición de la votación.

 

Sin embargo, en lugar de acceder a esa repetición, tras más de media hora de parón y confusión, lo que se hizo fue un segundo recuento en base a unas anotaciones que había realizado el Secretario General, tras el cual resultaron 25 votos contrarios a otorgar los títulos frente a 23, lo que ahorró al presidente hacer uso del voto de calidad.

 

Por tanto, la Asamblea General decidió no otorgar títulos de campeones. Hay clasificaciones finales pero los títulos quedan desiertos, lo que va en contra de las recomendaciones emitidas por el CSD. 

 

Como ya adelantábamos en IUSPORT, la Resolución del CSD de 30 de abril de 2020 estableció específicamente que se recomendaba a las Federaciones Deportivas Españolas: “c) En el caso de no reanudarse, o pese a reanudarse y no ser posible su conclusión, la determinación del orden clasificatorio y, en especial, la fijación de ganadores.”

 

El Club Voleibol Logroño desaparece

La no concesión de títulos tiene consecuencias más allá del honor de recibirlos. Así, por ejemplo, una de las razones de mayor peso por la que el Club Voleibol Logroño renunciase a la Superliga femenina la próxima temporada fue justamente esta decisión de no otorgar los títulos.

 

Al no ostentar el título, el club riojano había quedado mermado a la hora de solicitar subvenciones a su Comunidad Autónoma hasta el punto de verse abocado a su disolución. Un club histórico, uno de los mejores del voleibol español, ha desaparecido.

 

Como decía el pasado domingo el equipo de Logroño en su página web, “Sin duda que influyó la presión de algún equipo, tanto en masculino como en femenino, que prefirió que no hubiese campeones, antes que acceder a nuestro merecido nombramiento. Vieron en el Covid-19 la única posibilidad de “derrotarnos” y no la han querido desaprovechar.”

 

El presidente pide delegaciones y se las deniegan

Finalmente, el presidente procedió a abrir el turno de votaciones para autorizaciones específicas (delegaciones) propuestas por él. Es decir, pidió ser facultado para poder decidir él o los órganos ejecutivos, por delegación de la asamblea, en una serie de materias.

 

Las autorizaciones o delegaciones solicitadas eran las siguientes:

 

– Aprobar la autorización a la Comisión Delegada a realizar las modificaciones pertinentes en las estructuras de las competiciones nacionales, para adaptarlas al número de equipos inscritos.

 

– Aprobar la autorización al Comité Ejecutivo para modificar las normas de Superliga para promover el desarrollo de la División de Honor.

 

– Aprobar la autorización a la firma de acuerdos para la promoción y desarrollo del Voleibol y Vóley Playa

 

– Aprobar la autorización a la concesión por parte de la RFEVB de préstamos a la empresa Centro Internacional de Desarrollo de Voleibol y Vóley Playa SLU.

 

– Aprobar la autorización relativa a la firma de convenios u otro tipo de protocolos para la construcción y equipamiento de instalaciones de Voleibol y Vóley Playa

 

– Aprobar la creación de un fondo de contingencia de la RFEVB. Otras autorizaciones.

 

Pues bien, para sorpresa del presidente, perdió todas las votaciones. No se le otorgó la confianza para que decidiese sobre el voleibol nacional de forma unilateral.

Noticia publicada en iusport.com el 16 de julio de 2020